Hilos de suspensión

Los hilos de suspensión y de rejuvenecimiento, también conocidos como hilos de Rusia, hilos de Aptos, “lunch lifting” o incluso “thread lifting”, derivan de una técnica inventada en 1965 por el Dr. Guillemin, el curl-lift, que coloca hilos quirúrgicos bajo la piel formando un bucle con el fin de "sujetar" el tejido.

Lamentablemente, los hilos se desplazan y el resultado no dura mucho. Una decena de años más tarde, 2 cirujanos de Rusia, los doctores Sulamanidze desarrollaron los hilos que se enganchan a los tejidos y permiten una corrección con un efecto más duradero.

Esta técnica está dirigida a personas que son y quieren seguir siendo jóvenes, a aquellas que no quieren (todavía) someterse a un lifting o cuando un lifting cérvico-facial convencional no ofrece resultados insuficientes.

Esta técnica no deja cicatrices y el procedimiento se realiza de forma ambulatoria, bajo anestesia local. El resultado es significativamente más rápido, pero tenemos que contar con 3 meses para una recuperación completa.

Este procedimiento también puede ser combinado con otra intervención como la blefaroplastia o Lipoestructura.

Ver más procedimientos de Medicina estética

Consulta Online