Quemadura de sol

El sol proporciona la luz y el calor que preservan la vida en la Tierra. Sin embargo, como casi todos hemos experimentado, aún las cosas buenas pueden resultar excesivas, en especial cuando se trata de la luz solar que recibe la piel. Pasar mucho tiempo expuesto al sol trae como resultado quemaduras, que pueden ser desde dolorosas y molestas o hasta pueden poner en peligro la vida. La exposición reiterada a los rayos solares daña la piel ya que acelera el proceso de envejecimiento cutáneo y también aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Afortunadamente, se pueden evitar las quemaduras de sol y minimizar el riesgo de que el sol dañe su piel si se respetan algunas medidas preventivas.

Ver más procedimientos de Medicina estética

Consulta Online