Preguntas frecuentes

El paciente idóneo para una intervención de cirugía estética debe saber perfectamente lo que desea, tener conocimiento de su imagen, saber lo que no le gusta y lo que pretende. El futuro paciente debe comprender muy bien las expectativas del cambio.
Como en cualquier tipo de cirugía, estará contraindicada la intervención cuando presentemos cuadros de presión sanguínea alta, diabetes no controlada, problemas cardíacos, pulmonares, renales y enfermedades del hígado. Asimismo, la necesidad de medicación anticoagulante y ciertas patologías psiquiátricas, desaconsejan una posible intervención.
La cirugía estética puede realzar el aspecto del paciente y mejorar la confianza en sí mismo, pero lo que no puede hacer es convertirle en otra persona. Antes de decidir a someterse a una operación de cirugía debe pensar claramente en sus expectativas y comentarlas con el cirujano.
Cuando empiece a sentirse a disgusto con su apariencia física. No por esperar a que la edad empeore el problema, se obtendrán mejores resultados. Si usted goza de buena salud no hay razón que impida llevar a cabo una operación.
La cirugía estética, igual que cualquier otro tipo de cirugía, tiene riesgos inherentes (alergias, infecciones de tejidos, hemorragias, etc.). Sin embargo, está demostrado que el porcentaje de complicaciones generales es extremadamente bajo debido a que normalmente requiere de una anestesia menos profunda y que por lo general se realiza en pacientes sanos. Cada año, millones de personas se someten a operaciones de estética sin problemas, ya que los resultados compensan los eventuales riesgos.
El tiempo que se tarda en recuperarse de una operación de cirugía estética depende de la intervención que se lleve a cabo y de la persona en la que se realice. La mayoría de los pacientes requieren la ayuda de un familiar durante los primeros dos días del post operatorio, pero en la mayor parte de los casos e intervenciones los pacientes se sienten lo suficientemente cómodos para salir después de que hayan transcurrido 3 – 7 días.
Después del parto se debe de esperar aproximadamente entre seis y nueve meses, dependiendo del período de lactancia y de si aun siguen produciéndose cambios en la forma y en el volumen del pecho.
La liposucción elimina los bultos de grasa en los muslos, pero la celulitis propiamente dicha es mejor tratarla directamente. Mediante el tratamiento con mesoterapia se puede conseguir una importante mejora disminuyendo el volumen de las zonas afectadas.

Consulta Online